Dos números para identificar el futuro: nuevas designaciones de potencia en Audi

Audi decidió adoptar una nomenclatura estandarizada a nivel mundial para identificar cada modelo en toda su gama de vehículos, aunque los nombres de cada serie de modelos –desde el Audi A1 al Audi Q7– permanecerán sin cambios.

Dentro de cada serie, una combinación de dos números sustituirá las distintas designaciones utilizadas anteriormente, representando la potencia específica de cada modelo. Esta nomenclatura se aplicará tanto para los vehículos con motor de combustión como para los Audi e-tron con propulsión híbrida y eléctrica.

El valor de referencia para esta nomenclatura de cada modelo estará expresado en kilovatios (kW). Audi clasifica así su gama dentro de cada serie de modelos en diferentes niveles de rendimiento, identificados por una combinación de dos números.
Determinar las nuevas nomenclaturas es muy sencillo

La combinación numérica 30 aparecerá en la parte trasera de los modelos con potencias comprendidas entre 81 y 96 kW; el número 45 identificará las versiones entre los 169 y los 185 kW; los modelos que ocupan la posición más alta se identificarán con los números 70, y serán los que superen los 400 kW. En cada caso, los números sustituirán a los que hasta ahora identificaban la cilindrada, junto a las siglas que representan la tecnología utilizada en cada motor: TFSI, TDI, g-tron o e-tron.