Combate contra el estrés de forma sana y gratificante

Tomemos el primer consejo de parte de los practicantes de yoga, quienes tienen en la respiración uno de sus principios básicos: sólo necesitas tomar una posición erguida y respirar profundamente hasta inflar por completo el vientre. Haz una pausa por un par de segundos y suelta el aire lentamente. Repite 7 veces todos los días este ejercicio para que mejoren tu circulación sanguínea, sistema nervioso y digestión.

La relajación de los músculos es vital para combatir todo tipo de contracturas y presión acumulada en el cuerpo. Para este rubro, científicos del deporte en la Universidad de Harvard enlistaron una serie de estiramientos que van de la frente, párpados, nariz, cara, mandíbula, cuello, espalda, pecho, estómago, brazos, manos, piernas, glúteos, tobillos y pies. Esta rutina debe hacerse por zona bajo el precepto de tensión, pausa y soltura. Se recomienda practicar estos estiramientos en una colchoneta de suelo un par de veces al día para obtener una relajación profunda en todo el cuerpo.

El trabajo cardiovascular es básico para generar endorfinas, los neurotransmisores causantes de nuestro buen estado de ánimo. Así que tú decides si quieres nadar, correr, subirte a una bicicleta o practicar alguna rutina como el baile o senderismo. Lo importante es mantenerte en movimiento constante haciendo lo que más te gusta. Por el simple hecho de comenzar a sumar una hora en este tipo de actividades a la semana, la reducción de estrés será notoria.
Un buen descanso es indispensable para tu salud y rutina diaria

Debido al estrés mucha gente suele padecer insomnio. Un método efectivo para combatirlo es mediante la respiración diafragmática y un ejercicio muy sencillo llamado 4-7-8, que consiste en aspirar aire durante 4 segundos, mantenerlo durante siete y expirarlo durante 8. Con este método el cuerpo entrará en un estado de reposo y relajación muy agradable. Lo recomendable para todo adulto es un descanso ininterrumpido de entre 7 y 9 horas de sueño. En caso de acostumbrar a dormir por periodos menores de 6 horas, se podrían desarrollar problemas cardiacos, neurológicos y de obesidad.