Te invitamos a un paseo multisensorial en el Museo Tamayo

¿Te has preguntado alguna vez cómo es que se ve el sonido? ¿Crees que el acto de oír está limitado a nuestro sistema auditivo? ¿Has imaginado los colores y la gama de sensaciones y figuras asociadas al arte sonoro? La exposición Escuchar con los ojos. Arte Sonoro en España, del Museo Tamayo, te ayudará a contestar estas preguntas.

Más allá de las partituras en donde los músicos plasman el mapa de sus composiciones artísticas, el sonido puede graficarse, moldearse y palparse gracias a los estudios de personajes como Wassily Kandinsky, expresionista ruso que abrió sus estudios pictóricos a la percepción sonora y su gama cromática; o John Cage, músico estadounidense que utilizaba elementos como el azar, las plantas o el I Ching para crear su arte sonoro. Después del encuentro de Cage con Juan Hidalgo y Luis de Pablo fue que este par de creativos españoles dio inicio a la escuela del arte sonoro español.

Además de Étude de Stage, primera composición de arte sonoro de la década de los 60, en que Juan Hidalgo incluye elementos como cacofonías, ruidos mecánicos y abyectos, la exposición, que estará hasta el 2 de diciembre en el Museo Tamayo, incluye diversas obras que documentan la evolución de esta corriente artística contemporánea española.
Agua y electricidad se ven fundidos en una representación
plástica auditiva con la obra Grifos sonoros, de LUGÁN

Los límites de la audición, las particularidades del silencio, la insistencia vibratoria de las emisiones sonoras, la forma en que estas impactan en los cuerpos, las limitaciones y particularidades de los instrumentos tecnológicos y la relación auditiva con la memoria humana son algunos de los aspectos que están representados en las obras presentes en esta exposición.