Regresa la gran heroína sueca de la literatura a la pantalla grande

Tras la triunfante trilogía cinematográfica protagonizada por Noomi Rapace y la posterior adaptación al cine norteamericano en la Chica del dragón tatuado, dirigida por David Fincher, regresa una de las historias con más poder en pro y defensa de las mujeres: La chica en la telaraña, adaptación del cuarto libro de la saga Millennium.

En esta ocasión la encargada de meterse en la piel de la famosa hacker y espía Lisbeth Salander es Claire Foy, quien hace un par de años protagonizara a una joven reina Isabel para la serie The Crown. La nueva aventura tiene que ver con el reencuentro que ocurre con Mikael Blomkvist (Sverrir Gudnason), su antiguo amante y pareja de trabajo. Para esta entrega, una nueva intriga internacional relacionada a la corrupción y el maltrato a las mujeres es la que les reúne.

En el mundo de los relanzamientos y las secuelas de cine, en esta ocasión nos encontramos con que la obra en la que se basa la película es una novela que no fue escrita por Stieg Larson, creador de la serie Millennium, pero sí en una de la misma saga, que siguió el reconocido David Lagercrantz, novelista y periodista que dirigió el proyecto literario después de la muerte de su creador.
Fede Álvarez da el gran salto de las películas de culto
de suspenso al cine de culto basado en novela negra

Tras dirigir No respires, una película de 2016 que narró magistralmente el horror de un grupo de ladrones al intentar robar la casa de un hombre ciego que estaba armado hasta los dientes, el director uruguayo Fede Álvarez, retoma la dirección con un fino sentido de la narrativa detectivesca en parajes exasperantes y sombríos haciendo de La chica en la telaraña una de las películas que no te puedes perder en esta temporada.