Utoya, una historia sobre el atentado que conmovió a Europa en 2011

El 22 de julio de 2011 un acto de horror encendió la señal de alarma en el distrito de Gobierno de Oslo, la capital de Noruega. Un coche bomba dejó como zona de guerra una región cercana a la oficina del Primer Ministro. La pesadilla estaba por comenzar.

Horas más tarde, en Utoya, una isla cercana, un supuesto oficial de policía se presentó en un campamento de jóvenes organizado por el Partido Laborista para realizar una supuesta inspección de rutina; aprovechando que tenía a una gran cantidad de chicos ante él, comenzó a disparar. Es aquí, en este terrorífico hecho de la historia presente, que, a partir del punto de vista de una de las chicas en el campamento, el director noruego Erick Poppe realiza un filme en tiempo real que retrata la angustia vivida por aquellos jóvenes.

Además del gran valor histórico que tiene esta película, al dar fe de los hechos sucedidos por el terror que causa el fundamentalismo político y religioso, este filme es un logro cinematográfico de gran altura, ya que la fue grabado en una sola toma, gracias a la pericia del cinefotógrafo Martin Otterbeck.
El guion se creó a partir de un diálogo cercano con los sobrevivientes de la masacre

El director fue nominado en 2017 en diversos premios alrededor del mundo por su filme The King’s Choice, un filme bélico de época que narra la invasión de Alemania a Suecia. Su realización intimista, valores de recreación histórica, además del gran resultado en el trabajo actoral, lograron que Utoya volviera a colarse en festivales internacionales de renombre para ser candidateada como una de las mejores películas a seguir.