Este año se celebra el 20 aniversario de When the Pawn, uno de los álbumes icónicos de la newyorkina Fiona Apple

Después de su gran debut en 1996 con su álbum Tidal, en donde canciones como Shadow Boxer o Criminal la llevaron a vender más de 3 millones de discos y su talento la hizo merecedora de un premio Grammy, además de un doble disco de platino, la joven Apple volvió tres años después con When the pawn, un álbum que la consolidó como una de las máximas propuestas de la escena alternativa que en ese momento era liderada por la canadiense Alanis Morissette.

Este disco, cuyo título es una versión abreviada de un poema que habría sido imposible poner por completo en la portada, fue la temprana muestra de madurez de esta gran artista, que a sus 22 años pudo condensar un gran dechado de talento. Temas como su primer sencillo, Fast as you can, que con una interesante línea progresiva de ritmos que van del acid jazz al pop con un vertiginoso ritmo de cambios vocales que coquetean con el hip hop, la llevaron a colarse por primera vez en el top 40 en Inglaterra

De aquel año 99 en que, tanto la carrera de Apple como la de su pareja de entonces, el director de cine, Paul Thomas Anderson, estaban en un rápido ascenso, existen un par de colaboraciones con los videoclips realizados para las canciones Paper Bag y Limp, en los que se puede apreciar una gran manufactura cinematográfica con una soberbia influencia de la herencia musical teatral de los Estados Unidos.
Fiona Apple fusionó dos géneros musicales en When the Pawn: el jazz norteamericano contemporáneo y el rock alternativo de los 90

La continua línea de batería con un dejo de drum and bass, piano grave y líricas con una intensión narrativa poderosa, hizo evidente la influencia de bandas como Portishead o Garbage, aunque sin esa capa de sintetizadores y guitarras distorsionadas que caracterizaban a la banda liderada por Shirley Manson. Por esa razón fue que la joven Fiona fue una especie de regreso a los grandes momentos del jazz norteamericano, pero con el toque fresco de la música alternativa; creaciones musicales como On the bound o To your love, no pueden hacer más que evidenciarlo.