Conoce algunas de las grandezas que el Lago de Garda en Italia tiene para ti

A 25 km de Verona, la ciudad de Romeo y Julieta, se encuentra el Lago de Garda, un idílico lugar ubicado a un costado de Los Alpes. Su situación geográfica, hace que este lago, que es el más grande de Italia, sea compartido por tres regiones que lo nutren con sus respectivas culturas: Trento, Brescia y Verona.

Alrededor del lago se alzan imponentes ciudades de pasado medieval con hermosos templos, murallas y torres como la de Gardone. Otras construcciones emblemáticas en torno a Garda son Villa Bettoni, una construcción neoclásica comenzada en el siglo VIII que contiene impresionantes palacios y jardines de la dinastía Gargnano, una familia que ganó gran auge y abolengo, gracias a su afiliación al Imperio Romano.

Otro de los lugares predilectos en Garda es Malcesine, un pueblo pintoresco con un impresionante castillo, además de un teleférico con rotación de 360 para que puedas apreciar el lago de Garda en todo su esplendor a más de 1,000 metros de altura.
Los amantes de las montañas rusas se fascinarán en Gardaland, uno de los parques temáticos favoritos de los europeos

Ubicado en la parte perteneciente a Verona, este parque de diversiones cuenta con Blue Tornado, una gigantesca montaña rusa invertida; además de Oblivion, una montaña colosal con carros que llevan seis personas en cada una de sus filas de asientos. Este sitio cuenta con hoteles de 5 estrellas, restaurantes de comida internacional, acuario y espectáculos de primer nivel.