¿Quién dijo que la comida vegana era aburrida? Prepara unas ricas hamburguesas con estas exquisitas recetas

Mucho antes de su invención en Hamburgo, Alemania, ya se tenían datos de algo similar a las hamburguesas en el Imperio Romano, con una carne que era sazonada con piñones y vino añejado, tal vez por esto es que la reinvención de la hamburguesa para las nuevas tendencias de comida vegana, es algo que ha tomado un giro repleto de nuevos ingredientes saludables para deleitar todo tipo de paladar.

El garbanzo, por sus propiedades que ayudan a la reducción de colesterol e impulsan el funcionamiento del aparato circulatorio, es una gran opción como base para preparar una rica hamburguesa. Para elaborarla necesitarás amasar una taza de garbanzos hasta conseguir una pasta consistente. Posteriormente habrá que mezclarla con 3 dientes de ajo y 2 cucharadas de hojas de cilantro trituradas. Una vez combinados hay que ponerlos en un tazón, añadir ¼ de cucharada de sal, ¼ de cucharada de pimienta, 1 cucharada de chile tahina, 1 de aceite de sésamo y 1/3 de taza de pan molido.

Cuando la mezcla tome una consistencia homogénea se toma una porción para amasarlo y conseguir un círculo de aproximados 15 cm de diámetro. Cada uno de estos círculos se cocinarán en un horno precalentado a 200º de 10 a 15 minutos. Una vez cocinados, sírvelos con lechuga, tomate, mostaza, mayonesa, cátsup y bollos horneados el mismo día.
¿Qué te parece si a la clásica hamburguesa de portobello le añadimos zanahoria y lentejas?

Para prepararla hierve 2/3 de taza de lentejas durante 15 minutos en un caldo de vegetales. Agrega una zanahoria picada. Cuando se enfríe tira el caldo y macera las lentejas con la zanahoria hasta generar una masa uniforme. Coloca aparte un sartén en el fuego con ½ taza de cebolla cortada, 3 dientes de ajo triturados y un hongo portobello limpio para freír. Agrega una cucharada de yerbas de sazonado italiano y revuelve durante un minuto. La pasta de lentejas se coloca en un tazón en el que se añade 1/2 cucharadita de paprika, 2 cucharadas de semillas de girasol, 1 cucharadita de pimienta, ½ de sal y 2/3 de pan molido. Macera los hongos y mézclalos con la pasta de lentejas para hacer una pasta homogénea que se moldeará en círculos y se cocinará en aceite de oliva de 10 a 15 minutos para servir en los bollos con tus ingredientes favoritos.