Conoce el trabajo póstumo de Dolores O’Riordan con su mítica banda: The Cranberries

A pesar de que, tras más de 10 años de no sacar un disco de estudio, en 2012 regresaron con un álbum titulado Roses, si hiciéramos una recapitulación de cuál fue el último gran álbum de la banda irlandesa comandada por la gran Dolores O’Riordan, tendríamos que viajar 20 años a 1999, cuando, gracias a su cuarta producción Bury The Hatchet, The Animal Instinct, Promises y Just My Imagination, se colaron en los top charts de música en inglés. Por suerte, tras una esperan tan larga, tenemos algo realmente bueno y conmovedor.  

Después del fallecimiento de O’Riordan el año pasado se pensó que no habría más de los Cranberries, pero fue justo hace un par de meses, que Noel y Mike Hogan, junto con el baterista Fergal Lawler, miembros fundadores de la banda, anunciaron haber grabado y producido un material totalmente inédito antes de que Dolores partiera: In The End, el sexto disco en el que la cantante irlandesa dice adiós, junto con la banda que la vio nacer a inicios de los años 90.

Tras un doloroso periodo de luto ante la separación con quien fuera su marido durante 20 años, O’Riordan escribió severos himnos de desamor que se ven reflejados en las demoledoras piezas All Over Now, Lost y Wake Me When It’s Over.
Pero también hay esperanza en este disco con A Place I Know, una balada dulce y sanadora, repleta de esperanza en el porvenir

A veces, cuando pensamos que por fin entendemos o tenemos algo, es el momento en que nos damos cuenta de que lo hemos perdido; este aprendizaje es notorio en la letra y el arreglo elaborados para Got It, una de las canciones más emotivas de este disco. Y al final de este álbum de once temas, llega In The End, un sentido adiós de Dolores que cierra con la sentencia: “Cuando todo lo que quisiste no es todo lo que quisiste… Cuando todo lo que soñaste no es todo lo que soñaste”.