Festejamos 25 años de una línea automotriz de alto rendimiento y repleta de gran carácter

Hace 25 años se lanzó al mercado el primer modelo Audi RS con el Audi RS 2 Avant, que marcó el comienzo de una historia de éxito. Con su proximidad al automovilismo y su exclusividad, los modelos Audi RS siempre han tenido una fascinación particular. Hasta la fecha, Audi Sport GmbH, anteriormente quattro GmbH, ha presentado un total de 25 modelos RS. En 2019, se presentan otras seis innovaciones de productos, de las cuales dos son modelos RS.

En Audi, la designación RS representa una filosofía impulsada por la búsqueda del máximo rendimiento y perfección, por eso durante una presentación el pasado 15 de julio en Ingoldstadt, Oliver Hoffmann, Director Gerente de Audi Sport GmbH. declaró: "Todos los modelos RS expresan la pasión que ponemos en el desarrollo de nuestros autos de alto rendimiento. Durante 25 años, nuestros clientes han experimentado los modelos RS como compañeros magistrales para la vida cotidiana que transmiten pura emoción y el máximo placer de conducir".

Los modelos RS son las puntas de lanza de sus respectivas líneas de productos. Son sinónimo de rendimiento, prestigio y exclusividad en el límite de lo que es técnicamente factible sin pérdida de usabilidad cotidiana. Muchos de ellos son pioneros en sus segmentos de mercado y en innovaciones técnicas, que se aplicaron al Audi RS 4 Avant con su biturbo V6 de gran potencia hace 19 años y se aplica tanto al TT RS (consumo combinado de combustible y emisiones de CO2 combinadas), además del potente cinco cilindros en su última etapa evolutiva.
Los modelos RS han sido una constante de impacto y referencia en la industria automotriz durante un cuarto de siglo

Por mencionar algunos casos, hablaremos de los más emblemáticos: iniciando en 1994, el Audi RS 2 Avant, con su motor de cuatro válvulas y cinco cilindros, escribió el primer capítulo de la historia de RS. Con este automóvil, la compañía estableció el segmento de las camionetas dinámicas de alto rendimiento. En 1999, el Audi RS 4 Avant basado en el S4 de la época, introdujo una nueva dimensión en términos de potencia en la clase de tamaño mediano. La segunda generación del RS 4 siguió en 2005 con numerosas innovaciones, muchas de ellas originadas en el automovilismo. El 2008 vio la llegada del RS 6 Avant, un automóvil deportivo en forma de una discreta camioneta de negocios. En 2011, el RS 3 Sportback con 250 kW (340 caballos de fuerza métricos), que a su vez tenía un motor de cinco cilindros, llevó la filosofía RS a la clase compacta. En 2013, el RS Q3 abrió otro segmento de mercado como el primer SUV compacto. Fue impulsado por el motor de cinco cilindros de 2.5 litros instalado transversalmente, como se usa en el TT RS y RS 3.