Disfruta del mejor ritmo de los años 60 con el soundtrack del filme Once Upon a Time in Hollywood

Así como las películas de Sergio Leone eran reconocidas por los soundtracks elaborados por Ennio Morricone, o los de Jean Pierre Jeunet por el trabajo logrado por Yann Tiersen en películas como Amelié, también Quentin Tarantino tiene su forma de darse a conocer por esta forma, aunque más que pidiendo música original para su película, consiguiendo rockolas de canciones realmente memorables para redimensionarlas, como lo hizo con Girl You’ll be a woman soon de Urge Overkill, en su clásico Pulp Fiction o Don’t Let Me Be Misunderstood con Santa Esmeralda en Kill Bill.

Para Once Upon a Time in Hollywood que sucede en el Hollywood de finales de los años 60, justo durante el tiempo del Verano del amor y la debacle de las películas western que por tanto tiempo habían cautivado al público de los Estados Unidos, se decidió elegir la música que representó ese cambio: el rock generado por la escena de Woodstock: folk, rock psicodélico y folk rock en agrupaciones y artistas como Los Bravos, Deep Purple o Paul Revere and The Riders, banda a la que Margot Robbie, en su papel de Sharon Tate, dedica un inolvidable número musical durante la película.

Dentro del filme podrás ver grandes homenajes a personajes de la música como Mama Cass, integrante de The Mamas and The Papas, ya que además de ser caracterizada por la actriz Rachel Redleaf en la película, California Dreamin’, canción que ella interpretó con su banda, aquí es tocada en una especie de bossa soul por José Feliciano para una de las escenas con más carga dramática.
Aquellos que gustan del rock bailable disfrutarán con canciones como Ramblin Gamblin Man o Son of a Lovin’ Man

En este soundtrack también se rinde un grandioso homenaje a la radio de los años 60, por eso podrás encontrar interesantes grabaciones como un comercial de la serie Batman para ganar premios, o el comercial de una película basada en el cuento de Ray Bradbury: El hombre ilustrado.