Claves para practicar Calistenia

 

La Calistenia es un método de entrenamiento que puede resultar muy liberador si practicas rutinas tradicionales como pesas o instrumentos de gimnasio.

Debido a su complejidad, es considerado un ejercicio completo dirigido a todos los amantes de romper rutinas monótonas e ir a su propio ritmo. Si aún no lo conoces, esta es tu oportunidad, libera tu mente a través de la Calistenia y prepárate para descubrir la fortaleza que hay en ti. 

¿Qué es la Calistenia?

 

La Calistenia rinde tributo al origen de su nombre, proveniente del griego, está formado por los vocablos kallos “belleza” y  sthenos “fortaleza”, ya puedes imaginar parte de su significado.  Ciertamente ese es el fin de practicar este entrenamiento: descubrir la belleza a través de un trabajo continuo de fortaleza. 

Su práctica consiste en utilizar únicamente el peso del cuerpo para realizar diversos ejercicios, si bien se puede agregar algún complemento, la base de la Calistenia solo será: fuerza y motivación. 

 

 

El objetivo principal de este sistema no es alcanzar un cuerpo armonioso, por el contrario, quien practica Calistenia busca la belleza y la armonía en el movimiento del cuerpo, llevando a cabo posturas distintas que lo refuercen para alcanzar el mejor control del mismo.

 

 

¿Por qué debería practicar Calistenia?

 

Si las rutinas no son lo tuyo, la Calistenia puede sustituirlas y transformar tu entrenamiento con los mismos resultados de gimnasio, la única diferencia es que deberás trabajar mental y físicamente para perfeccionar tu equilibrio corporal en los ejercicios. 

 

 

Algunas de las razones para practicarla se enfocan especialmente para incrementar resistencia, mejorar el acondicionamiento físico, aumentar masa muscular (aunque requiere el uso de objetos externos para sumar peso a las posturas), corregir malas posturas, e incluso para preparar el cuerpo para recibir entrenamientos más arduos. 

 

¿Qué ejercicios puedo realizar para descubrir la Calistenia? 

 

Una de las ventajas de este entrenamiento es su flexibilidad para practicarlo, no se requieren aparatos o lugares equipados. La Calistenia puede practicarse desde casa, en parques con implementos para resistencia, jardines y también en el gimnasio. 

Los ejercicios básicos tienen como finalidad fortalecer los músculos, entre los más conocidos se encuentran las dominadas, sentadillas y flexiones, a través de éstos el cuerpo comienza a ganar fuerza, preparándose para lograr movimientos más avanzados.

 

 

Es importante realizar un calentamiento previo a la rutina y armar estructuras de entrenamientos combinados, para ello, es necesario contemplar los objetivos que se buscan alcanzar. 

Hoy, la Calistenia está generando nuevos vínculos de entrenamiento, logrando que quienes comienzan en la práctica, conecten su mente y cuerpo para descubrir su fortaleza. 

Te invitamos a conocer más de esta rutina de entrenamiento, la cual no tiene convencionalismos y te hará llegar al límite de tu cuerpo de manera dinámica. 

Escrito por: Editor principal

¿Te gustó?

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

Notas relacionadas