¿Conoces lo que compras? La guía práctica sobre slow fashion



¿Conoces lo que compras? La guía práctica sobre slow fashion

 

El consumo ético responde a una elección de productos y servicios, con base a su calidad y precio, al impacto ambiental y social que generan, además de la conducta de las empresas que los producen. La realización de un cambio social en torno a nuestros hábitos de consumo es inminente y muchas marcas y personas han comenzado a tomar conciencia sobre este efecto.

Todos somos responsables de nuestro consumo y del impacto que pueda generar, pero este posible cambio va más allá: implica también consumir lo necesario y prestar especial atención a los procesos que implica el adquirir o consumir productos, todo a nivel personal. Este principio aplica no solo a la moda: existen marcas cosméticas que cuentan con la premisa de disminuir su impacto ambiental o con producción que conlleva procesos más justos, equitativos y amigables; muchas marcas de consumo diario ofrecen soluciones veganas, cruelty-free o con un impacto positivo en el medio ambiente (un ejemplo, el movimiento denominado Cruelty Free & Comercio Justo de la marca The Body Shop).

 

Considerando este principio, hay quienes hablan de moda ética o ‘slow fashion’ con principios muy relacionados con el movimiento slow, que defiende un estilo de vida desacelerado y sostenible. Vestir con moda responsable es apostar por marcas, prendas y tejidos fabricados mediante procesos artesanos y con impacto menor en el medio ambiente.

 

El resultado: calidad e impulsión al comercio justo.

 

DKNY, Bottega Veneta, Balenciaga, Gucci, la relación entre ética y estética es posible y cada vez más firmas de alta gama se suben a ella. Stella McCartney es una marca pionera en desarrollar moda sostenible en sus pasarelas: nada en sus colecciones es de origen animal.

 

CARLA FERNÁNDEZ

La principal inspiración de su ropa: la riqueza textil en México. Carla Fernández (conócela en su Instagram) ha ganado evidente reconocimiento internacional debido a su acercamiento y preservación de la riqueza cultural de diversas culturas en comunidades indígenas en México.

 

CARALARGA

Cada una de sus piezas tiene una premisa, conservar la esencia de la naturaleza, las cosas tal y como son. Caralarga es una marca comprometida, ya que sus piezas están elaboradas por manos artesanas. Descubre su trabajo dando clic aquí

 

ALEJANDRA RAW

Una propuesta que retoma nuestros orígenes, sin olvidarse del futuro inminente. Busca inspirarnos a cuidar todo lo que nos rodea. Cada una de las creaciones de Alejandra Raw (Conócela a detalle aquí) transpiran pureza. La perfección de lo imperfecto.

 

AGUA DE CHILE

Enfocada en crear ropa para niños y bebés. Esta marca (puedes descubrirla aquí) es manufacturada 100% por manos artesanas en Puebla. Su principal objetivo es promover y fomentar el uso del arte textil mexicano, acercándolo a las nuevas generaciones para desarrollar una conciencia al cambio más duradera.

 

COEUR

Esta marca (que conocerás a detalle aquí) nos ofrece prendas slow fashion que se distinguen por su calidad, versatilidad y belleza. Cada una de las creaciones de este empresa destaca por el meticuloso proceso de elaboración y manufactura, Sustentable y sostenible, al trabajar únicamente con textiles naturales como el lino y algodón, bajo procesos éticos y transparentes.

Escrito por: Editor principal

Mensaje del autor