Las bases de la domótica



Las bases de la domótica para un hogar automatizado 

 

Actualmente es posible automatizar muchas funciones de tu vivienda. Ya no es novedad que la calefacción, la iluminación o ciertos electrodomésticos se pueden controlar desde una aplicación en el móvil, tableta o mediante órdenes de voz. 

Con ello, es posible reducir el consumo de electricidad, gas y agua, y mejorar la seguridad y la comodidad de los hogares. Estos sistemas pueden ejecutarse por control remoto o dentro de casa, con sistemas inalámbricos o mediante cableado y su instalación es mínima. La condición indispensable es contar con una buena red wifi que abarque toda la vivienda.

 

La vivienda inteligente no es ciencia ficción. Hoy está al alcance de cualquier persona poder automatizar distintas funciones de los dispositivos de su hogar. Desde las persianas, luces, bombillas, hasta la lavadora.

 

Este principio de automatización se define como domótica y muchos hogares inteligentes y centros de trabajo en el mundo lo implementan para procesos eficientes, te contamos sobre los primeros pasos para una migración inteligente en casa.

Hace unos años los sistemas de conectividad y domótica para hogar estaban al alcance de pocas personas, resultaba caro y complejo instalar los diferentes sensores y equipos necesarios para el funcionamiento de aplicaciones básicas con interfaces toscas y en ocasiones difíciles de utilizar.

Afortunadamente la situación está cambiando y gracias a la incorporación de pequeños fragmentos de inteligencia en los diferentes dispositivos del hogar, es posible crear viviendas conectadas, capaces de ofrecernos una multitud de opciones. 

Existen varias alternativas de protocolos y marcas, muchas veces incompatibles entre sí, por lo tanto, debemos escoger muy bien el sistema con el que automatizamos nuestro hogar.

 

La domótica permite la comunicación entre el usuario y un sistema de objetos conectados que conforman una vivienda. Los objetos conectados son cualquier tipo de dispositivo con conexión a internet. 

 

Un sistema domótico recopila la información procedente de esos objetos conectados, la procesa y emite órdenes que automatizan determinadas acciones establecidas por el usuario. Domótica y wifi van de la mano, ya que éste hace posible el control domótico de los objetos mediante la intercomunicación y el traspaso de información entre todos los dispositivos que conforman la central domótica de un hogar.

 

La domótica está orientada al confort de los usuarios mediante esa automatización de acciones en un entorno inalámbrico que permiten conformar lo que se conoce como casa inteligente.

 

Paso a paso para una conversión práctica

 

1.-  Red wifi en malla o mesh

 

Si planeas configurar un hogar automatizado, necesitarás una conectividad wifi robusta, así como la tranquilidad de saber que la red está completamente protegida. El problema es que los enrutadores tradicionales no siempre son la mejor solución. Particularmente en hogares más grandes, una señal irregular puede conducir a puntos muertos.

 

2.-  Adquiere un Hub Smart Home como base 

 

Un concentrador doméstico es un dispositivo central que permite que la tecnología doméstica inteligente de diferentes fabricantes, se comunique sin problemas. No todos los dispositivos inteligentes usan el mismo protocolo de comunicación. Un centro traducirá mensajes y les permitirá trabajar en armonía.

 

3.-  Instala un Altavoz Inteligente con Hub 

 

Además de permitirte transmitir audio, estos ingeniosos dispositivos vienen con asistentes digitales a bordo. Puedes usar estos “mayordomos virtuales” para controlar varios dispositivos inteligentes con comandos de voz.

 

Los altavoces de Google Home utilizan el Asistente de Google, Apple HomePod, el omnipresente Siri, y la gama Echo de Amazon, Alexa.

 

4.-  Potencia la iluminación de tu hogar como primeros pasos 

 

Las bombillas inteligentes son una alternativa si no deseas automatizar todo tu sistema de iluminación. No necesitarás ningún nuevo cableado y puedes comenzar de inmediato. La gama Philips Hue te ofrece un gran alcance y es nuestra recomendación si eres principiante.

 

5.-  Protege tu hogar con un Videoportero Inteligente 

 

Estos dispositivos son una evolución de los clásicos timbres, pero con muchas más posibilidades ya que se pueden conectar a nuestro teléfono móvil (Android o iOS) para mostrarnos quién llama a la puerta, enviarnos una alerta si detecta algún movimiento, o permitirnos hablar a través del smartphone con la persona que toca al videoportero, como si de una videoconferencia se tratara. 

 

Nuestra recomendación es Ring Video Doorbell 2, ofrece video HD, comunicación bidireccional, detección de movimiento y conexión wifi.

Escrito por: Editorial Audi