Edición Junio 2022

Los lugares más extremos del mundo

 

Altitudes inusuales, temperaturas de ficción, paisajes exóticos… Eso y más tiene la Tierra que habitamos y con este pretexto, reunimos los lugares imperdibles para viajar por lo menos una vez en la vida. 

 

Sus extremos rondan entre lo indescriptible de su belleza y la majestuosidad de sus paisajes, mismos que te harán sentir como un puñado de polvo cósmico frente a sus grandiosas atmósferas.

 

Espejo del cielo 

 

3,650 metros sobre el nivel del mar y 10 mil 582 km cuadrados, son algunas de las características del desierto de sal más grande del mundo: Salar de Uyuni. El suelo del lugar es obra de la naturaleza. 

 

Hace 40 mil millones de años éste se encontraba cubierto en su totalidad por lagos salobres (es decir, con más sales disueltas que agua dulce, pero menos que el agua de mar), los cuales se evaporaron tras la actividad volcánica de la zona. Este acontecimiento nos dejó un gran regalo natural a la vista. 

 

 

Casi como un espejo infinito, desde diciembre a marzo podrás percibir que no se distingue dónde termina el cielo o la Tierra debido a la capa ligera de agua que cubre los suelos en esta época de lluvias.

 

Además, los atardeceres forman una obra de arte con tonos naranja intensos reflejándose en todo el contorno. 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por FIN MATSON (@finmatson)

 

Marte en la Tierra

 

Es el lugar más caluroso del planeta, su temperatura promedio diaria ronda los 41.1° C, nos referimos a el cráter de Dallol, una formación volcánica en la que se mezclan: magma basáltico, depósitos de sal y actividad termal, ¿el resultado? ¡Una obra pictórica surreal!

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ian Harper (@ianharper)

 

Ubicado en la cordillera Erta Ale, que cruza el desierto de Danakil en Etiopía, el cráter de Dallol es uno de los lugares más extraños del planeta. Tras estudios científicos, se ha dicho que sus charcas hipersalinas son consideradas como el límite que puede soportar la vida, e incluso para proponerlo como un análogo terrestre de Marte primitivo. La mejor época para visitarlo es durante el invierno, en donde la temperatura es más tolerable, aún así se requiere de equipo, vehículos y guías especializados para adentrarse en sus paisajes dantescos. 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por @geografski_front

 

Ventana oceánica

 

El atolón, arrecife coralino de forma anular con una laguna interior que comunica con el mar; más enigmático y atrayente del planeta se encuentra en Belice. Tiene 300 metros de ancho y 123 metros de profundidad, hablamos del Gran Agujero Azul. Para imaginar su profundidad, se dice que podrían caber 2 pirámides del Sol. 

 

 

Un círculo casi perfecto de color azul cobalto, rodeado de arrecifes con tonalidades turquesa. En sus profundidades, las grandes estalactitas son el atractivo; también es posible ver tiburones de arrecife. No obstante, la experiencia es más llamativa para los buzos, quienes pueden sumergirse a 40 metros y encontrar el primer nivel de los 3 en los que se divide el sumidero.

 

 

Bosque de rocas

 

Pináculos de piedra caliza esculpidos por la lluvia y la erosión, forman el paisaje más frágil y majestuoso del planeta: Tsingy de Bemaraha en Madagascar.

 

Las formaciones kársticas de Tsingy de Bemaraha, han sido moldeadas por el tiempo y son una muestra de la geología del Jurásico, su nombre autóctono significa «sitio donde no se puede caminar». Sin embargo, con la ayuda de guías, pasarelas y un sistema de vías ferratas de cables, escaleras y puentes, se consigue hacerlo.

 

 

Un paseo entre nubes

 

Para nadie es un secreto que Venezuela tiene de las mejores características naturales en la tierra, y la Montaña Roraima es testigo. Ubicada en la frontera entre Venezuela, Brasil y Guyana, este lugar posee las vistas más impresionantes del mundo.

 

 

A casi 3 mil metros sobre el nivel del mar, es la ​​formación rocosa más grande en su tipo en todo América del Sur. Desde hace más de 5 siglos, ha intrigado a historiadores, geólogos y demás científicos por ser una montaña sin punta.

 

 

La cascada más alta del mundo

 

Con una altura de 979 metros, y 807 metros de caída ininterrumpida, esta cascada se genera desde el río Auyantepuy, y su nombre significa en pemón “salto del lugar más profundo”, el Salto del Ángel, es la gran estrella del Parque Nacional de Canaima, una descomunal porción de la naturaleza venezolana situada al sureste del país, en los límites con Guayana y Brasil. 

 

 

Declarado Patrimonio de la Humanidad, es 15 veces más alto que las cataratas del Niágara y casi tres más que el Empire State de Nueva York. La mejor época para visitar Canaima es durante los meses de invierno, que coincide con la época seca.

 

Los campamentos y cabañas de Canaima, ofrecen todo tipo de excursiones a pie, en todoterreno, canoa o aéreas para descubrir los majestuosos escenarios fluviales y selváticos del parque.

 

 

Este recorrido te invita a descubrir tu lado más extremo, a todos los lugares se puede acceder, la pregunta es ¿a cuál te atreverías a ir?

 

Redacción: Editorial Audi

¿Te gustó?

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

Notas relacionadas

Our Recommendation

Biblioteca Central de Seattle: innovación tecnológica de BIM

Audi Trends

Auriculares de Nothing se fusionan con ChatGPT