#MeatlessMonday



Las razones para unirte al movimiento #MeatlessMonday

 

Un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentado en 2015 advirtió que un consumo excesivo de carne, sobretodo la procesada, es perjudicial para la salud. Cabe destacar también que las personas de los países desarrollados ingerimos el doble de carne de la que realmente necesita nuestro cuerpo. No importa si es lunes, miércoles o sábado, te animamos a reducir tu consumo de carne, hacerlo de manera responsable, aumentar tu consumo de frutas y vegetales. Tu salud y el medio ambiente te lo agradecerán.

Un movimiento internacional que busca que las personas disminuyan su consumo de alimentos de origen animal por el bien de su salud y del planeta. Es un simple gesto cívico que repercutirá en su salud y ayudará al planeta. Ése es el espíritu del movimiento global Meatless Monday, que aquí traduciremos como “Lunes sin carne”. 

 

Este movimiento no solo está en México, es una campaña a nivel internacional que, además, distintas celebridades impulsan desde sus trincheras.

 

Esta acción está planeada para realizarse los lunes de cada semana, pero puede ser en cualquier otro momento, el tema es implementarlo realmente. Pero si se eligió el lunes fue porque existe la evidencia de que el pensamiento y comportamiento saludable se sincronizan con la semana, siendo los lunes el día en el que las personas son más proclives a cuidar de su salud.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Meatless Monday (@meatlessmonday)


De acuerdo con la plataforma Meatless Monday, esto no es una idea nueva. Durante la Primera Guerra Mundial, en 1917, la Administración de Alimentos de los EU instó a las familias a reducir el consumo de alimentos básicos clave para ayudar durante la guerra. El lunes sin carne fue revivido en 2003, pero con nuevas razones: concientizar sobre la salud pública. Tiempo después la campaña cobró nuevos significados, como el cuidado del medio ambiente y el bienestar animal.  

 

Un estudio realizado por la Universidad de Oxford calculó que, si los humanos modificamos nuestra dieta a una vegetariana, las emisiones por efecto invernadero se reducirían hasta un 65%, mientras que con una dieta vegana se alcanzaría la reducción hasta de un 70%.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Meatless Monday (@meatlessmonday)


El consumo excesivo de carne, especialmente la procesada, es perjudicial para la salud. Así lo advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuyo estudio de 2015 concluyó que existe una relación limitada entre su consumo y el cáncer. En este sentido, vale la pena seguir las recomendaciones del movimiento Slow Food, que en su pasada edición concluyó con un llamamiento al consumo responsable y moderado.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Meatless Monday (@meatlessmonday)

 

Meatless Monday trata de comer menos, pero de mejor calidad. Ya que, según diversos informes como el de Chatham House Changing climate, changing diets, los países industrializados ingerimos el doble de carne de la que nuestro organismo necesita (en el caso de Estados Unidos, el triple). Porque es innegable el valor nutricional de la carne, pero reducir su consumo un día a la semana sustituyéndolo por frutas y vegetales sólo puede tener efectos positivos en el cuerpo. Y también los tendrá con el planeta.

Escrito por: Editorial Audi