Moda ética o sustentable



Moda ética o sustentable: ¿Qué es y qué marcas realmente lo siguen?

 

La última tendencia en moda no es un color de temporada o un estilo imprescindible: es el concepto de moda sustentable y ropa ética. La industria de la moda está causando grandes impactos negativos en el medio ambiente con los procesos para fabricar ropa y los desechos que se generan cuando se tiran, por lo tanto, las marcas como los consumidores se han interesado por mejorar estos problemas.

Aunque todavía no existe la ropa totalmente ecológica, porque todas las prendas tienen algún tipo de impacto no positivo en el medio ambiente, hay marcas que trabajan duro para hacer una diferencia y minimizar el daño lo más que se pueda, ya sea enfocándose en combatir uno o varios problemas dentro de la industria de la moda. Para realmente entender las soluciones que están brindando estas marcas, debemos entender qué es la moda sustentable o ética.

Mientras que la “moda rápida” describe la ropa de fabricación económica y destinada a un uso de corto plazo, la moda sustentable o ética es lo opuesto, incluso se puede denominar como “moda lenta”. Toma en cuenta el ciclo de la vida completo del producto, desde el diseño, el abastecimiento, los procesos de producción y analiza todo lo que se pueda ver afectado por él; desde el medio ambiente, los trabajadores y las comunidades donde se produce hasta los consumidores que lo compran. Este concepto, intenta combatir los cinco problemas principales en la industria de la moda, que son: 

 

  1. Uso del agua: la demanda de agua dulce en la industria fashion es alarmante, la industria de la moda es responsable del 20% del desperdicio total de agua a nivel global, por ejemplo: para hacer unos jeans, se requieren 7,500 litros de agua. Esto, sin mencionar la cantidad que se utiliza para lavar la ropa. Es por eso que las marcas ahora están analizando cadenas de suministro para ver cómo pueden reducir la cantidad de agua que utilizan y hacer ropa con nuevos materiales para que no requieran lavarse cada vez que se usen. 
  2. Productos químicos peligrosos: Los tintes y acabados de los procesos de producción son peligrosos para los trabajadores, además de que se filtran en las fuentes de agua de la comunidad. Es posible que estos productos químicos no afecten a los consumidores, pero son un problema para las personas que fabrican la ropa y para quienes viven en las áreas donde se produce. 
  3. Ciclos de vida corto: Las tiendas lanzan constantemente nuevos diseños y los consumidores actualizan constantemente su guardarropa. El mayor objetivo de la moda sustentable es comprar menos y usar las cosas por más tiempo. 
  4. Residuos: Además de tener un ciclo de vida corto, la industria de la moda genera cifras alarmantes de basura, en donde cada segundo se entierra o quema una cantidad de textiles equivalente a un camión de basura. Es necesario que haya una forma de crear menos basura, haciendo que los productos vuelvan a ser útiles una vez que hayan concluido su tiempo de uso. Una forma es reparar las prendas, mientras que otra forma proviene del uso de materiales reciclados en la ropa. 
  5. Agricultura: Las fibras naturales, como el algodón, a menudo se cultivan utilizando pesticidas y tratamientos que son dañinos para los agricultores, los trabajadores y la vida silvestre de la zona. Ahora, hay más opciones de algodón orgánico, lino y otras fibras disponibles que también usan menos agua que los métodos de cultivo convencionales. 

 

A causa de estos grandes y preocupantes problemas socio ambientales, las marcas ya no pueden seguir pretendiendo que todo está bien y cada vez más, los consumidores son conscientes de sus compras y del impacto que tienen en el medio ambiente. Por eso hicimos una lista de 5 marcas de ropa que son sustentables y éticas.

 

Levi’s

 

Levi´s se centra en los procesos de acabado para eliminar el agua con su colección Water Less que utiliza hasta un 96% menos de agua para fabricar. Además, la marca comparte públicamente sus compromisos de sustentabilidad y de mejorar el ciclo de vida del producto. 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Levi’s (@levis)

 

Eileen Fisher

 

Esta marca de lujo es líder en moda sustentable y adopta un enfoque de ciclo de vida completo: analiza todo, desde las fibras, los tintes y acabados, la ética durante el proceso de producción, las reparaciones y los residuos al final del ciclo. 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de EILEEN FISHER (@eileenfisherny)

 

Polo Ralph Lauren

 

Otro ejemplo de una marca reconocida y grande que realiza un cambio simple, pero con capacidad de generar un impacto significativo en el medio ambiente debido a su volumen es Polo Ralph Lauren. Su línea Earth Polo está hecha de botellas recicladas y usa tintes que no requieren agua en el proceso de aplicación. Polo Ralph Lauren estima que ahorrará el equivalente a 170 millones de botellas de plástico para el 2025. La compañía también publica un informe de sustentabilidad para mostrar sus esfuerzos y objetivos en los próximos años.

 

 

Patagonia

 

Esta marca para actividades al aire libre es ampliamente reconocida como una de las mejores en ropa ética. Además de usar materiales más sustentables, te ayuda a reparar tu ropa y equipo para que duren más, y tiene colecciones que cuentan con la certificación de comercio justo y la aprobación Bluesign (lo que significa que la cadena de suministro se supervisa de cerca para asegurarse de que sea seguro para el medio ambiente, los trabajadores y los consumidores) Patagonia también compra y revende sus propios estilos, por lo que puedes obtener crédito por traer tu ropa vieja de Patagonia o comprar algo usado por un costo menor. 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Patagonia (@patagonia)

 

Columbia

 

Columbia también analiza la cadena de suministro completa para mejorar su sustentabilidad, pero lo que la distingue de otras marcas es la innovación en el proceso de producción. Sus chaquetas Outdry Eco están hechas de botellas de agua recicladas, no usan tinte para ahorrar más de 24 galones por chaqueta y tienen un acabado repelente a este líquido sin PFC que se sabe que son dañinos para el medio ambiente. La marca también dice que más de la mitad de sus proveedores están certificados por Bluesign, lo que significa que son más eficientes con el agua, la energía y los desechos, y siguen estrictos requisitos de seguridad. 

 

 

Como consumidores, es nuestro trabajo demandar a todas las marcas en la industria de la moda que sean marcas sustentables y éticas para acabar con los problemas que están afectando nuestro medio ambiente y convertirnos en consumidores conscientes para crear un cambio positivo en el mundo.

Escrito por: Editorial Audi