VICA: El restaurante escondido

 

Existen pocos lugares que enamoran desde el primer momento. Llegar a un pueblo mágico y colorido como Atlixco, te roba el aliento. Entre la tradición, las flores, las construcciones novohispanas y claro, la mejor comida local. 

Sin embargo, existe un restaurante que está dando un giro en modernidad, elegancia y creatividad a la cocina de Atlixco, lugar en donde los ingredientes son los protagonistas y estos se sirven en todo su esplendor entre los bellos jardines de una casona restaurada del siglo XVI. Acompáñanos a conocer VICA, un restaurante que hace del producto local, una obra de arte.

VICA se encuentra en una casona del siglo XVI, en el Pueblo Mágico de Atlixco. Con un menú único en su tipo, preparado con ingredientes cosechados en la región, ofrece 10 platillos salados y 3 dulces que cambian cada 15 días, de acuerdo a los ingredientes disponibles en el mercado local. 

 

 

A unos pasos del zócalo de Atlixco y del Palacio Municipal se encuentra VICA Cocina de un Valle, que hace alusión al producto local, pues el chef solo utiliza ingredientes cosechados en Atlixco y sus alrededores. Desde los lácteos de Chipilo, hasta el pato de una granja a menos de 20 minutos del restaurante, en este lugar se cocina considerando la disponibilidad de cada insumo. Para su chef, Francisco Vigorito el producto y el servicio son los elementos más importantes. 

 

 

En el lugar podrás disfrutar un día lleno de charlas, buena comida, la mejor coctelería y en especial, podrás sentirte como en casa, pero con un servicio de restaurante de lujo en medio de un valle hermoso y pintoresco. 

 

 

Desde tu llegada al lugar, sentirás que te transportas a otra época. El restaurante ofrece a sus clientes un menú de aproximadamente 12 opciones de platos salados y tres a cuatro dulces que cambian cada 15 días de acuerdo a lo que esté disponible en el mercado y con los productores de la zona. Francisco cuenta que él mismo realiza la compra de insumos, y si ve a una persona vendiendo hongos silvestres, de forma automática, activa su lado creativo para idear un platillo con este ingrediente. Para él es una forma natural de armar sus menús y darle ese toque único a VICA

 

 

El menú se puede elegir al gusto o puedes dejar que el chef te sorprenda con sus recomendaciones. Por ejemplo, probando el huaxmole de cuetlas (que son unas larvas de mariposa que se dan en la mixteca poblana) y son considerados un manjar dentro de la cocina mexicana prehispánica. Otros platillos incluyen pato de granja, pollito de granja, trucha salmonada y por temporada, hongos silvestres. Puedes probar su versión de chile en nogada que está relleno de guajolote, ya que al ser un platillo de mestizaje la carne de cerdo y res se incorporó mucho después. 

 

 

También tiene un cheesecake de camote morado que es exquisito y se acompaña de manzana panochera y azahar, merengues de hoja santa y lima con helado de chocolate y plátano, y una crema pastelera de maracuyá. El maridaje para los postres también forma parte importante del menú, ya que la coctelería y aperitivos involucran insumos poco usuales como: cilantro criollo, epazote morado, pirul, muitle, manzanilla y hasta un mezcal especiado que hacen en casa, con una maceración larga que le da una tonalidad casi negra y que te pueden servir como digestivo. En la carta lo puedes encontrar como “mezcal negro”. 

 

 

El menú de bebidas también incluye cerveza local y de productores independientes, vino mexicano, mezcal, caciña (que es un ron veracruzano) y pulque. No dejes de probar el Mojito Gin que en lugar de menta se hace con epazote morado, piloncillo y ron veracruzano. También puedes pedir el trago Sangre de Diego, que se termina con un concentrado de muicle y le da un toque especiado y floral. 

 

 

Sin duda este restaurante es una de las mejores alternativas para tu próxima visita al Pueblo Mágico de Atlixco.

Escrito por: Editor principal

¿Te gustó?

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 5 / 5. Vote count: 1

Notas relacionadas