Edición Marzo 2021

Vivir cerca del mar es bueno para la salud mental y física

 

Todos amamos el sentimiento que nos da ir a la playa o estar cerca del mar. Nos sentimos rejuvenecidos, más tranquilos, relajados y contentos. Esto lo sentimos cuando nos vamos de vacaciones, cuando nos tomamos un respiro y decidimos escaparnos de la realidad. Pero, ¿qué pasaría si viviéramos cerca del mar? La ciencia descubrió que vivir cerca del mar tiene grandes beneficios no solo para la salud mental sino también para la salud física. Demostrando, que este sentimiento de paz y felicidad lo podemos convertir en uno permanente.

Bien dicen que en el mar la vida es más sabrosa y no hay nada más cierto que esto, lo dicen quienes ahí viven, quienes lo quisieran y hasta la ciencia. El ritmo de vida que se lleva en las grandes ciudades difiere mucho del de las zonas costeras. Hablando del caso específico de México, las principales urbes como Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey tienen características muy distintas a las de otras ciudades costeras del país, donde se vive un ambiente mucho más relajado y con menos ajetreo. 

Lo anterior no significa que en este tipo de ciudades no se tengan los beneficios de otros sitios, al contrario, el hecho de que muchas de ellas sean turísticas contribuye a que haya servicios y amenidades de primer nivel como clubes, plazas comerciales premium, cercanía con aeropuertos internacionales, restaurantes exquisitos y una vida nocturna con bares para todos los gustos, tal como ocurre en Playa del Carmen en Quintana Roo, convirtiéndola en uno de los mejores lugares para vivir.

Varios estudios científicos realizados por prestigiosas universidades alrededor del mundo, han llegado a la conclusión que vivir cerca del mar aporta grandes beneficios a la salud mental y física. El último estudio realizado fue por la Universidad de Michigan en colaboración con investigadores de Nueva Zelanda consideran que la cercanía con el océano causa una reducción del estrés psicológico. En un estudio de Amber L. Pearson dice que una de las principales razones de este fenómeno es que el ambiente incentiva la práctica regular de actividades físicas que son extremadamente importantes para la salud física y mental. 

 

 

De igual manera, el aire salado causado por las olas trae grandes mejoras para el sistema respiratorio, en donde si tienes alguna enfermedad causada por esto, habrá una gran disminución en los síntomas cuando te encuentres cerca del océano. También aumentará la posibilidad de exposición al sol y favorece a la producción de Vitamina D, que combate la depresión, sana el sistema inmunológico, digestivo y fortalece el sistema inmunológico, elevando los niveles de endorfinas, reduciendo el riesgo de cáncer y mejorando la salud en los huesos. Como si todos estos beneficios no fueran suficiente, también el agua salada hidrata la piel y aumenta la circulación, al mismo tiempo que el sonido del mar activa el córtex prefrontal del cerebro, que es el área que está asociada con las emociones y la autoreflexión y las olas generan iones negativos que generan alteraciones moleculares en el cuerpo, causando sensación de paz y equilibrio.  

 

 

Aparte de los grandes cambios que vivir cerca del mar causa en nuestra salud física, es importante remarcar que los beneficios que tiene en nuestra salud mental son igual de importantes. Vivir cerca del mar relaja tu mente, ya que el ser humano reacciona positivamente a lo que se llama “espacio azul”, haciendo que se relajen cuando vean agua de mar. El sonido y el color del mar rejuvenece la mente y el cuerpo, haciendo que las personas sean más felices. La Universidad de Exeter en Reino Unido, descubrió que las personas que viven a menos de un kilómetro de la costa, tienen 22% menos de posibilidad de desarrollar algún trastorno mental. De igual forma, concluyeron que el acceso al mar puede disminuir de manera significativa, los padecimientos de ansiedad y depresión gracias a las propiedades del color azul que tiene el océano. Este color se asocia con valores de serenidad, reflexión, calma y concentración. Además, de acuerdo con el biólogo Wallace J. Nichols, es el color favorito del 42% de los hombres y del 35% de las mujeres. 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de César Rodríguez (@cesarod_st)

 

Vivir cerca del mar equilibra y aumenta los niveles de serotonina, haciendo que se reduzca el estrés y la ansiedad gracias a el yodo de la brisa marina, de igual forma, esta brisa es la causante de mejorar el sueño, ya que acelera la habilidad del cuerpo de absorber oxígeno y te ayudará a descansar. La tranquilidad del mar también hace que el cerebro pueda concentrarse mejor y hacer sus actividades más productivas. Es por esto que la playa es el mejor gimnasio, porque aparte de tener un efecto sumamente positivo en las articulaciones y músculos, te sentirás más activo y fuerte para realizar estas actividades. 

 


Ya lo sabes ahora, vivir cerca del mar tiene grandes ventajas que harán que puedas disfrutar de tu vida y de tu cuerpo al máximo al mismo tiempo que podrás gozar de las hermosas vistas, colores, sonidos y sensaciones que nos regala todos los días la playa y el mar.

Redacción: Editorial Audi

¿Te gustó?

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

Notas relacionadas

Just Audi

Audi Collection

Our Recommendation

Un viaje al antiguo Egipto desde el corazón de Los Ángeles