Wingfly: el deporte aéreo más extremo

 

La sensación de recorrer entre nubes y romper las leyes de la gravedad tanto tiempo como dure la caída, causa una fascinación incontenible.

 

Si te fascina la aventura y lo extremo, tienes que experimentar Wingfly. Descubre de qué trata.

 

Wingsuit Flying o también conocido como wingfly, es el deporte más extremo para practicar en los cielos. Consiste en volar y descender a 200 km/h utilizando solamente un traje especial llamado wingsuit

 

 

Para hacerlo como un experto, se requiere haber realizado por lo menos 500 saltos antes en paracaídas, ¿la razón? Su práctica es de alto riesgo y requiere experiencia y conocimiento del cuerpo, no obstante, con el equipo adecuado y práctica previa como paracaidista, se está listo para planear grandes distancias y disfrutar desafiando a la naturaleza humana.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Intrudair (@intrudair)

 

 

¿Qué necesitas para practicarlo?

 

Wingfly, al ser una actividad extrema requerirá como primer paso realizar cursos AFF (Accelerated Free Fall) un entrenamiento en tierra, el cual consiste en una serie de clases con los conceptos básicos y movimientos en paracaidismo, para más tarde empezar con saltos (aproximadamente ocho), donde dos monitores se lanzarán contigo para sujetarte durante la caída libre y de esta forma aprendas cómo debes posicionarte. 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Intrudair (@intrudair)

 

El otro curso a realizar se llama RAPS (línea estática) es muy similar al AFF, solamente que cuando saltas del avión, los monitores abrirán el paracaídas directamente. 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Seva (@s.e.v.a.huseynova)

 

En cuanto a instrumentos, es imprescindible tener: lentes especializados, casco, guantes, altímetro, paracaídas y paracaídas de reserva, además de mochila y GPS. 

 

Por último, lo más importante para realizar esta actividad es el traje, llamado wingsuit o traje aéreo. Está compuesto por membranas que unen los brazos al tronco y entre las piernas, de manera que cuando se extiende las extremidades forman una especie de ala con la que se puede maniobrar y planear grandes distancias hasta finalmente abrir el paracaídas y prepararse para aterrizar. 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Eder Bike (@weberfly3r)

 

¿En qué lugares puedes hacer Wingsuit Flying?

 

 

A este deporte se le conoce por realizar saltos B.A.S.E estas siglas significan que la persona se lanzará al vacío desde 4 distintos puntos: Building (edificio), Antenna, Span (puente) y Earth (tierra, acantilado). 

 

Según sea el caso, desde el mismo instante de saltar, el piloto debe desplegar técnicas distintas para planear, las cuales conoce y domina a la perfección previamente. Por ejemplo, no es lo mismo hacer un salto BASE desde un acantilado que de un avión, pues el movimiento del cuerpo debe mantenerse en un ángulo preciso para no rozar las formaciones montañosas mientras se planea y entrar en riesgo por el choque.

 

 

Un poco de historia 

 

Los primeros vuelos se realizaron en la década de 1930 con trajes hechos de materiales como lienzos, seda, madera o metal, los mismos no eran confiables, lo que produjo la prohibición de la modalidad por parte de la Federación Estadounidense de Paracaidismo.

 

En la década de 1980 el alemán Christoph Arns creó un traje que daba mayor seguridad, esto permitió que la federación levantara la prohibición y permitiera su práctica. Diez años más tarde el francés Patrick de Gayardon concibió un traje totalmente confiable lo que redujo la cantidad de accidentes y sentó la base para los trajes que vemos hoy en día.

 

Ahora que conoces más del Wingsuit Flying, ¿cuál sería tu lugar para hacer un salto BASE? 

 

Escrito por: Editor principal

¿Te gustó?

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 4.3 / 5. Vote count: 15

Notas relacionadas