Edición Abril 2021

Precise Data para una mayor seguridad: Audi advierte más rápido a sus conductores sobre eventualidades en el camino

 

Audi da un paso más hacia una movilidad más segura e inteligente. Por primera vez, recurrimos a datos de alta precisión para mejorar las “alertas locales de peligro”, uno de los servicios que permite su tecnología Car 2x. La nueva versión utiliza una aplicación car-to-cloud basada en un novedoso proceso de estimación del coeficiente de fricción, que tiene en cuenta el deslizamiento de las ruedas. La tecnología puede detectar la más mínima alteración en la adherencia de la superficie de la carretera, subir los datos a la nube para procesarlos y avisar en tiempo real a los conductores que todavía no han llegado a zonas con peligro. Por ejemplo, se les puede advertir que en breve circularán por un área con hielo presente en la calzada.

Desde 2017, los automóviles fabricados por Audi han podido advertirse entre sí sobre accidentes, vehículos averiados, atascos de tráfico, hielo en la carretera o visibilidad limitada, gracias a una tecnología de comunicación conocida como Car 2x, que analiza varios datos para obtener información sobre peligros locales, incluida la activación del control electrónico de estabilización (ESC), los sensores de lluvia y luz, los limpiaparabrisas, los faros, las llamadas de emergencia y los activadores de las bolsas de aire. 

Ahora, Audi da un paso más cerca del futuro y mejora este servicio con los datos de alta precisión recolectados por la red inteligente que conforman sus vehículos conectados. Para ello, se comenzará a implementar una solución patentada de la empresa sueca NIRA Dynamics AB. Las dos compañías han utilizado esta tecnología como base para desarrollar las alertas de peligro mejoradas junto con Car.Software organization y HERE Technologies.

Dentro de cada vehículo, el sistema puede estimar el coeficiente de fricción entre los neumáticos y la superficie de la carretera en función del patinaje de las ruedas. Para calcular esto, utiliza señales del chasis, como la velocidad de la rueda y los valores de aceleración. Ya está activo en situaciones de conducción normal y no solo en situaciones extremas cuando intervienen los sistemas de control del chasis. 

Los datos del sensor se anonimizan, tanto en el propio automóvil como cuando se transmiten a la nube alojada por NIRA Dynamics AB. Los datos agregados de muchos vehículos luego se combinan con metadatos, como información meteorológica actual e histórica, y luego se transmiten por la nube NIRA al proveedor de servicios HERE Technologies. Cuando se integra con la plataforma de ubicación HERE, la inteligencia de datos combinada representa la red de carreteras como un modelo tridimensional preciso.

Al regresar al vehículo, los servidores de HERE envían la información de advertencia a los autos que se encuentran en movimiento o se dirigen hacia áreas con fallas de condiciones o con potencial de presentar eventualidades. El conductor ve una advertencia en el Audi Virtual Cockpit o en la pantalla de visualización frontal opcional y puede actuar en consecuencia.

Cuanto mayor sea el número de vehículos que entregan los datos, el sistema podrá aprender mejor, analizar y crear mapas y, por lo tanto, informar o advertir a los conductores según la situación.

Redacción: Editorial Audi

¿Te gustó?

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

Notas relacionadas

Audi Trends

Casas prefabricadas, practicidad sin sacrificar calidad

Audi Trends

Xydrobe, inmersión total en su cine de realidad virtual