Un deleite de melancolía y recuerdos: Jaime by Brittany Howard



Un deleite de melancolía y recuerdos: Jaime by Brittany Howard

 

Alabama Shakes publicó su primer álbum de estudio en 2012: Girls and Boys. En su momento, aquel grupo de jóvenes que solía ensayar después de la escuela, recibió comentarios positivos por parte de la crítica. Brittany Howard ya pronosticaba que la banda se posicionaría entre lo más significativo, no solo de la escena actual, sino de la historia de la música.

 

Hace algunos años, la banda nos sorprendió por la innegable capacidad artística de su vocalista, explorando sonidos etéreos que nos transportaron entre el jazz o el funk. Hoy Brittany Howard, cantante y guitarrista, se aventuró a explorar nuevos sonidos con su proyecto solista y nos dejó con un excelente sabor de boca.

En su momento, Aretha Franklin cautivó a su público con algunas canciones por los derechos civiles y la igualdad de género, Sister Rosetta Tharpe entregó un mensaje que sirvió de guía para las personas que se sentían extraviadas. Hoy, Brittany Howard nos deleita con un álbum lleno de melancolía y recuerdos, que plasman sus vivencias personales a un nivel lo suficientemente profundo que se convierte en una invitación a indagar.

 

En esta ocasión buscó la inspiración en momentos significativos de su infancia, haciendo una introspección a los recuerdos que tiene con su hermana, Jaime, quien murió a los 13 años de edad a causa de un raro tipo de cáncer, cuando Brittany tenía 8 años.

 

La hermana mayor de la cantante fue su más grande inspiración: cantaba, componía y ejercía una fuerte influencia sobre ella, quien años después, materializó estos recuerdos cuando se dedicó a la música. Jaime es hasta ahora el proyecto más ambicioso de Howard, un álbum de su completa autoría que, además, cuenta con colaboraciones de interesantes músicos. Este álbum nos muestra a una Brittany más cercana, tanto como una charla frente a frente, con una voz desnuda que nos inunda de una cálida melancolía, esa que se siente como un abrazo caluroso de alguien cercano.

 

Lleno de sonidos funky-psicodélico sintetizados, baladas relajadas, loops de hip-hop y letras que lidian con un pasado, temas como la sexualidad, la tragedia familiar, la culpa y otros más, se ponen sobre la mesa como una plática entre amigos, nos cuentan una historia, nos inundan de ese sentimiento de empatía que nos atrapa e involucra en sus vivencias más personales.

 

Howard logra demostrarnos que es mucho más que sólo Alabama Shakes, nos trae un poco de nostalgia a un momento histórico donde todos necesitamos amor, da en el clavo con canciones honestas, cálidas y sinceras.

 

Escrito por: Editor principal

Mensaje del autor