Trip-hop



Trip-hop: los sonidos de Bristol, UK

 

El tempo (velocidad con la que se ejecuta una pieza musical) del trip-hop es lento, lento pero implacable, bajo profundo. Nunca se sabe qué es lo que viene, puede ser una pausa insólita, sonidos extraños, tal vez mixes o samples. La voz si es femenina es apasionada, y la masculina generalmente rapeada suavemente, casi hablada. Esta sería una manera de describir las sensaciones del trip-hop, género musical que surgió en la década de los 90, a raíz de la creatividad e innovación musical que una serie de músicos nos brindó, y como resultado de la mezcla entre otros géneros como el jazz o el R&B que definían ese momento histórico. 

 

Aunque actualmente las fronteras entre distintos estilos se van difuminando cada vez más, el trip-hop sigue formando parte de la base sonora de numerosos artistas y bandas. Y es que la música nunca deja de sorprendernos y de evolucionar. 

 

Con esas credenciales se presentaba ante la sociedad un estilo que fue imponiéndose, hasta convertirse en un género que ha permanecido vigente y continúa evolucionando. Hace solo un par de décadas, y en cuestión de menos de un lustro, se propició la irrupción sucesiva de nuevos estilos con un determinante poder de aceptación entre el gran público.

El trip-hop es una rama más de la música electrónica, se originó a principios de la década de 1990 en Reino Unido, especialmente en Bristol. Derivando del “post” acid house con variantes más experimentales de breakbeat e influencias de soul, hip hop, pop, ambient, dub, experimental funk y jazz

 

Dada su naturaleza, es un género que puede derivar a sensaciones de placer y fascinación en cuerpo y mente. 

 

El sonido de este estilo podría definirse con un único adjetivo: elegante. El trip-hop, como le sucede a otros géneros, es una mezcla de varios estilos. En este caso concretamente siempre nos encontraremos con sonidos procedentes del Breakbeat (electrónica, uso de samplers, etc.) y, dependiendo de quién lo cante, podremos encontrar Jazz, Funk, Pop, Soul…

 

Algunas definiciones de este género hablan de una fusión entre electrónica y hip hop, aunque ninguno de los dos estilos predomina en realidad en el trip-hop.

 

El trip-hop proponía un camino intermedio entre ambas culturas. De un lado, el espíritu urbano, espontáneo y multicultural del hip hop. De otro, el afán de experimentación y el dominio sobre la tecnología de la electrónica, que precisamente buscaba por aquel entonces una vía de escape ante los ritmos frenéticos con los que la floreciente cultura rave se nutría a gran escala. Para hablar del trip-hop, es necesario comenzar por nombrar a tres expositores que redefinieron el ritmo de la industria musical en aquella época, los que muchos denominan como la “triada del trip-hop”:

 

Massive Attack 

 

Con la publicación de su primer álbum Blue Lines en el año 1991, inició el boom en su país natal, y el éxito, tanto de Massive Attack como de este género, comenzó a extenderse por el resto del mundo. Uno de los miembros más representativos de la banda era Tricky, que formaba parte del equipo que dio origen a los Massive Attack, y aunque al principio solo hacía algunas colaboraciones, hoy lo identificamos como el cantante de la banda.

 

 

A lo largo de su carrera, esta banda ha lanzado diferentes álbumes con ese estilo tan característico del género, que combina, experimenta y decide no solo dar un impacto en las canciones, sino que promueve una crítica en ciertas presentaciones en vivo, por los sucesos que se presentan alrededor del mundo.

 

 

Portishead

 

Es una banda emergente del año 1991 formada por el tecladista Geoff Barrow y la cantante Beth Gibbons, quienes tomaron el nombre de su localidad natal de Barrow, situada a 15 km al oeste de Bristol. Barrow había trabajado anteriormente con otras dos bandas de trip-hop de la zona: Massive Attack y Tricky. Portishead es otra banda de las más queridas de este género ya que alcanza unos tonos hipnóticos y melancólicos, pero en especial, gracias al timbre de voz de la cantante.

 

Portishead es una banda que se dio a conocer con Dummy, publicado en el año 1994. Aunque hay diferencias entre el sonido de Massive Attack y Portishead, es cierto que comparten esa base sonora del jazz sampleado. Otra de las diferencias es que Portishead estaba muy influenciado por los sonidos de las décadas de los 60 y 70.

 

 

Tricky 

 

Nunca se le ha denominado con esta etiqueta, pero así, como existe el rey del rock “Elvis” el rey del soul “James Brown”, el rey del twist “Chubby Checker”, ¿por qué no destacar a Tricky como rey del trip-hop cuando reúne todas las características para serlo? Tricky ha jugado potentemente todas las cartas, sus composiciones, su poderosa inspiración y la vida que le ha tocado vivir, son suficientes para obtener este título.

 

 

Influenciado por grupos dispares como Siouxsie and the Banshees y The specials, su personal imaginación y talento creativo le llevan a componer piezas que se apartan de lo convencional, creando un mundo autoral auténtico que se sumerge en el soul, evolucionando de forma natural, You don´t, Black coffee (que podría ser una versión del tema, del mismo título, que interpreta Ella Fitzgerald), Make a change, Hell is around the corner, en la que utiliza un fragmento de un tema de Isaac Hayes en un sampler a modo de bucle.  

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Tricky (@trickyofficial)

 

Adéntrate en este mundo y conoce algunos de los exponentes clásicos y actuales que definieron y redefinieron la escena musical.

Escrito por: Editorial Audi