Tuiteratura y ficción en digital



Nuevas ficciones literarias: tuiteratura y otras formas de ficción en digital

 

Sin importar el medio, la inextinguible pasión humana por contar historias se hará presente en algún momento. Las redes sociales, llenas de expresiones, narraciones, cronologías y relatos, han ofrecido un nuevo hogar para la literatura, que siempre ha sabido adaptarse al tiempo y entorno para seguir existiendo.

Twitter, una de las redes sociales más activas del momento, es un hogar inmenso y desordenado en el que cabe lo frívolo y lo profundo, la anécdota y la filosofía, la poesía, el rumor y la información, lo político y lo personal… y cómo no, la literatura. A través de la combinación de palabras diversas y publicaciones inmediatas, ha nacido un fenómeno peculiar: la ‘tuiteratura‘.

 

Conoceremos un género literario nacido en la era digital, que permite nuevas y fascinantes relaciones entre el autor, su obra y el lector.

La imaginación humana es enorme, los caminos que elige para salir y demostrarle al propio ser humano de lo que es capaz, son diversos y sorpresivos, a veces toma rutas científicas, otras veces en el arte y la literatura donde es más evidente su participación. Este último campo de manifestaciones artísticas e imaginativas, ha sido de lo más prolífico para inventar, experimentar e idear nuevas maneras de contar una historia, desde el clásico “Había una  vez  un  castillo…”, pasando por “En un lugar cuyo nombre no quiero acordarme…”, hasta el conocidísimo: “Muchos años después, cuando todo acabó y la historia debía repetirse…”. Diversas formas de iniciar una historia que nos atrapa, algunas más largas que otras, pero lo importante es que sean interesantes, diversas, amenas, profundas, sencillas, nostálgicas y emotivas. 

 

Tuiteratura es un término que se utiliza para referirse a toda escritura con aspiraciones o efectos artísticos que se realice y se difunde, de modo totalmente independiente de la letra impresa, en Twitter

 

Los estrechos márgenes que impone Twitter a sus mensajes, con solo 280 caracteres por tuit, han provocado una especie de desafío que parece haber estimulado la creatividad. Además, este entorno digital concreto, con su inmediatez, sus avanzadas prestaciones de interconexión e interacción y todas las posibilidades técnicas que permiten enriquecer las narraciones con imágenes, videos y enlaces a otras múltiples aplicaciones, ubica a la ‘tuiteratura‘ en una nueva dimensión de posibilidades que trascienden ampliamente los límites formales de literatura tradicional.

Una de las referencias fundamentales, sin duda, es el hilo en el que el escritor Manuel Bartual contó, en aparente tiempo real durante seis días consecutivos, los misteriosos sucesos que le iban ocurriendo mientras estaba de vacaciones en una tranquila localidad costera en el verano de 2017.

 

 

A Manuel no le convence mucho la etiqueta de tuiteratura para este tipo de ficción. Aunque afirma que el término no le disgusta, cree que “hace demasiada referencia a la literatura y utilizar Twitter como medio para la ficción suele tener tanto de literario como de audiovisual. Es un medio híbrido”. Él prefiere el término de “posficción”, con el que se refiere a un tipo de historia de Twitter muy concreta: aquella que juega con los límites entre realidad y ficción, el tipo de historia que te puede llegar a hacer dudar sobre si lo que te están contando es cierto o no.

 

Los lectores son actores activos en cada ficción

 

El rasgo fundamental que define a la tuiteratura, además de la brevedad, es la interacción con los lectores. Surgen varias preguntas. ¿Cambia este aspecto la manera en la que se construyen estas ficciones?

Bartual destaca otra interesante característica de esta forma de contar historias, señalando que “a diferencia del cine o la literatura, donde la posición del autor y la del público está más definida y diferenciada, cuando utilizas Twitter para contar una historia lo estás haciendo al mismo nivel, desde una posición muy similar a la del que la sigue, desde un perfil idéntico al de todos esos lectores”

 

”Esto genera una sensación de cercanía muy interesante entre el lector y este tipo de historias”, asegura Bartual, reconociendo que “si juegas bien tus cartas, es algo que como creador te acaba resultando muy interesante y estimulante”.

 

Si la interacción está tan presente en la tuiteratura, quizá sea también lo suficientemente fuerte y potente como para cambiar el guión de estas historias. Dependería de la manera de escribir y guionizar una historia en los hilos de Twitter, es muy diferente de cómo se hace en la literatura tradicional.

 

 

Posición y entretenimiento

 

Otra de las características más fascinantes de la tuiteratura es lo fácil que resulta borrar a voluntad los límites entre ficción y realidad, difuminarlos o posponerlos en el tiempo. Algunos de los hilos más adictivos y de mayor éxito en Twitter no comparten aventuras fantásticas e interactivas. Al contrario, cuentan historias reales, anécdotas curiosas de la vida cotidiana, y es en esa cercanía casi palpable con la realidad, donde reside su encanto.

 

Escrito por: Editorial Audi