Edición Febrero 2023

5 cuevas de hielo para viajeros intrépidos

 

 

Las cuevas de hielo son uno de los regalos más enigmáticos de la naturaleza. En su interior se conjugan diferentes fenómenos para crear lo que a simple vista parecería un sueño. 

Por ello, visitar alguna de las más impresionantes del mundo es una experiencia obligada para los más intrépidos, y aquí te enlistamos las 5 imperdibles para tu próxima aventura bajo cero.

Es la cueva de hielo más grande del mundo

 

Se encuentra en Austria y es conocida como Eisreisenwelt. Esta cueva turística es la más alta de los Alpes, situada a  2.100 m por encima del nivel del mar, y se encuentra dentro del monte Eiskogel.

El primer tramo abierto al público es de aproximadamente un kilómetro de longitud y está cubierto con impresionantes formaciones de hielo. De mayo a octubre es la temporada perfecta para acceder a ella con ayuda de guías especializados. 

 

 

En esta cueva se puede escalar 

 

Considerada una de las 10 cuevas de hielo más peligrosas del mundo, su nombre es el Abismo de hielo y se encuentra en Canadá. 

Para acceder a ella los crampones (dispositivos metálicos de tracción que se colocan en la suela de determinados tipos de bota para posibilitar o mejorar la adherencia) son obligatorios, al igual que saber escalar en hielo; ya que para acceder y salir se debe realizar esta actividad con mucha precaución. 

 

 

Los témpanos son una obra de arte en esta cueva

 

Las cuevas de hielo de las islas de los Apóstoles (EE.UU), se transforman cada invierno en espectaculares formaciones de témpanos de diferentes tamaños. 

El lago, que se encuentra justo a la entrada, se congela, permitiendo el acceso a través de una caminata sobre hielo, la cual te dirigirá entre paisajes nublados a una entrada de afilados témpanos.

 

 

Esta cueva es Patrimonio Mundial de la UNESCO

 

Es una de las mayores cuevas de hielo en Europa, se trata de Dobšinská en Eslovaquia. Nombrada Patrimonio Mundial de la UNESCO en el año 2000. 

Tiene 1.232 m de longitud (aunque solo se recorren 650m). Debido a la cantidad de visitas que recibe, desde su apertura en 1871, fue la primera cueva de hielo en el mundo con iluminación eléctrica.

 

 

La cueva de más fácil acceso en el mundo

 

El gran Glaciar Aletsch es el mayor ventisquero de los Alpes. Es el más conocido por su fácil acceso, ya que está ubicado en un lugar óptimo para realizar extensas excursiones, deportes de invierno y paseos por la naturaleza.

Sus increíbles 11.000 millones de toneladas congeladas invitan a exploradores y curiosos a descubrir impresionantes formaciones de hielo mientras pasean por un camino exterior antes de cruzar la puerta de entrada a la cueva.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Solo Nieve (@solonieve_es)

 

Redacción: Editorial Audi

¿Te gustó?

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

Notas relacionadas

Just Audi

Audi confirma su dominio en las pista internacionales

Just Audi

Horch y Audi, un legado de 125 años en la ingeniería automotriz