Edición Noviembre 2022

Audi y Krajete tienen entre manos un gran proyecto ambiental

 

En Audi apostamos por innovaciones que beneficien al medio ambiente, y en conjunto con la empresa de tecnología ecológica Krajete GmbH, con sede en Linz, buscamos desarrollar nuevas vías de filtración de CO2.

Este proyecto podría traer reducciones en costos y energía, aspectos benéficos para todos. Aquí te contamos de qué se trata esta nueva alianza en tecnologías de captura directa de aire (DAC).

¿Por qué estamos involucrados en el desarrollo de tecnologías DAC? Esta pregunta es en realidad uno de los mayores objetivos de cara al futuro en Audi, mismo que Grupo Volkswagen promueve a todas las filiales por un cambio a favor del ambiente. 

En Audi buscamos contribuir a limitar el aumento de la temperatura media global a menos de 2 grados centígrados. Por lo tanto, creemos que la sostenibilidad en todas las decisiones comerciales puede impactar en una reducción favorable de la huella de carbono.

Por ello, dimos el primer paso en conjunto con Krajete GmbH, a la creación de una nueva planta en Austria, donde estamos utilizando un material de filtro inorgánico que puede contener una carga muy alta de moléculas, y que también es insensible a los efectos de la humedad. En el caso de la electricidad requerida para operar la planta, ésta proviene de un sistema fotovoltaico instalado. 

A través de ella hemos visto más eficiencia en los procesos, así como una reducción en costos. Además, los avances en las condiciones de temperatura y presión para absorber moléculas de CO2, y posteriormente eliminarlas de la superficie de adsorción, son significativas hasta ahora. 

El funcionamiento consiste en filtrar el aire para liberarlo nuevamente al medio ambiente después de un paso de adsorción: el CO2 recuperado está entonces disponible en forma altamente concentrada como materia prima para almacenamiento permanente o para una amplia gama de aplicaciones industriales. 

La planta a gran escala cerca de Linz, que actualmente está en proceso de entrar en funcionamiento, puede filtrar 500 toneladas de CO2 por año. Nuestro próximo objetivo es la creación de otro módulo con capacidad de 1.000 toneladas. 

 

“La tecnología permite eliminar el CO2 directamente de la atmósfera, independientemente de la ubicación, y por lo tanto es una importante medida de descarbonización”, dice Hagen Seifert, Jefe de Conceptos de Productos Sostenibles de AUDI AG. “Además, la tecnología del sistema se puede expandir de varias maneras gracias a su diseño modular”.

 

¿Cuál es nuestro siguiente paso? Lo que viene es la posibilidad de utilizar fuentes con concentraciones más altas de CO2 y filtrar emisiones adicionales como los óxidos de nitrógeno. Además, la tecnología DAC podría implementarse a una escala mucho mayor en el sitio de Audi en Győr, Hungría, en donde podríamos tener una planta con capacidad de 25.000 toneladas por año.

El objetivo a largo plazo es hacer que el dióxido de carbono se pueda utilizar con fines industriales. Al hacerlo, Krajete GmbH y AUDI AG quieren facilitar avances en las aplicaciones necesarias.

 

Redacción: Editorial Audi

¿Te gustó?

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

Notas relacionadas

Just Audi

Marc y Álex Márquez se unen a Audi, para lograr un equipo de ensueño

Just Audi

Audi marca la pauta de vanguardia en el Auto China 2024