Edición Marzo 2024

¿Qué encierra el viejo museo egipcio de la plaza Tahrir?

En este recorrido conoceremos la historia cautivadora del antiguo Museo Egipcio, ubicado en la emblemática plaza Tahrir de El Cairo. Este espacio no solo alberga una colección invaluable de arte y antigüedades faraónicas, sino que también se erige como una joya arquitectónica en sí mismo.

Entre las miles de piezas que alberga, se encuentra una de las más emblemáticas y veneradas: la estatua sedente del faraón Kefrén. Esta obra maestra de la escultura egipcia nos invita a contemplar la majestuosidad y el poder de uno de los personajes más célebres de la historia.

El antiguo Museo Egipcio de la plaza Tahrir, en El Cairo, ha sido por décadas un santuario del arte de las antigüedades faraónicas. Fundado en 1902 por el egiptólogo francés Émile Gaston Chassinat, este espacio alberga una de las colecciones más importantes de antigüedades egipcias del mundo.

Sí, con más de 120 mil piezas, su arquitectura de estilo neoclásico, con una fachada monumental y amplias salas de exposición, se ha convertido en un ícono cultural de El Cairo, pues ha sido testigo de importantes acontecimientos, como la reciente revolución egipcia de 2011, que puso en riesgo la integridad de su colección.

 

 

Además, en él se encuentra una de las piezas más emblemáticas de su cultura: la imponente estatua sedente del faraón Kefrén, tallada en diorita y descubierta en 1860 por Auguste Mariette, en el templo del valle del rey, en Giza.

Esta obra maestra muestra a Kefrén como un joven faraón en actitud serena, con la mirada fija en el horizonte y protegido por las alas del dios Horus.

Estuvo a punto de ser llevado a Francia a finales del siglo XIX debido a problemas de financiamiento. Sin embargo, en septiembre de 2017, se inició un delicado proceso de traslado hacia su nuevo hogar: el Gran Museo Egipcio (GEM), cerca de las pirámides de Giza.

La estatua, junto con otras piezas de gran tamaño, fue cuidadosamente embalada y transportada en una furgoneta especialmente equipada para evitar vibraciones.

 

 

Con una altura de 1,68 metros y una envergadura de 57 centímetros, esta icónica obra de arte continuará cautivando a millones de visitantes cuando el Gran Museo Egipcio abra sus puertas, preservando así el legado de la antigua civilización.

La estatua de Kefrén es una de las pocas piezas del antiguo Egipto que conserva su color original y ha sido objeto de numerosos estudios e investigaciones, los cuales han permitido conocer más sobre la vida y la época del faraón. Además, es una de las atracciones turísticas más populares de la región y ha sido utilizada en numerosas películas y documentales.

El traslado de esta emblemática estatua al Gran Museo Egipcio marca un hito en la preservación del patrimonio cultural egipcio.

Cabe mencionar que GEM, situado a las afueras de El Cairo, será el museo más grande del mundo dedicado a la civilización egipcia, con una superficie de 500 mil metros cuadrados. Su objetivo es preservar y exhibir la colección de antigüedades egipcias del Museo Egipcio de la plaza Tahrir y otras colecciones nacionales.

Redacción: Editorial Audi

¿Te gustó?

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 4 / 5. Vote count: 1

Notas relacionadas

Audi Service

Nuestros expertos te están esperando

Just Audi

Art Session: Pinta tu calaverita