Edición agosto 2022

Cold beauty

 

¿Has oído hablar de la nueva tendencia de belleza bajo cero? Descubre la terapia que está revolucionando la cosmética en el mundo y proviene de un truco infalible en rutinas de skincare: el uso del frío.

El tiempo y la ciencia le han dado la razón a las antiguas civilizaciones egipcia y griega, quienes ya utilizaban tratamientos a base de frío por sus propiedades desinflamatorias.

Esta milenaria técnica acuñó su nombre como crioterapia en 1930 y aunque lleva varias décadas presente en el campo de la medicina, como tratamiento para enfermedades y lesiones, hoy se ha extendido aceleradamente a la cosmética con fines estéticos. 

Esta técnica, en el área médica, consiste en la exposición del cuerpo a temperaturas muy bajas (entre -110 ºC y -196 ºC) en un corto período (de 2 a 4 minutos). Para llevarla a cabo se utiliza nitrógeno líquido evaporado, en un entorno controlado y siempre bajo supervisión.

 

 

Sus múltiples beneficios se pueden contar a nivel analgésico, antiinflamatorio, metabólico y de relajación. Lo más asombroso de este procedimiento es que trasladado al área estética puede lograr un incremento de la circulación sanguínea permitiendo oxigenar, vascularizar, reafirmar y estimular el colágeno de la piel. 

 

Crioterapia facial 

 

El frío intenso provoca una contracción de los vasos sanguíneos para posteriormente volver a dilatarse y aumentar el riego sanguíneo. Este mecanismo aumenta la producción de colágeno, lo que trae consigo una piel rejuvenecida y de aspecto más saludable. Aunque esto es solo el principio de sus beneficios estéticos.

 

 

La crioterapia facial también reduce problemas de acné, ya que cierra los poros y disminuye el exceso de sebo. Por otro lado, reduce manchas así como arrugas superficiales.

¿Cómo se lleva a cabo? Primero se realiza una limpieza y exfoliación facial para eliminar células muertas y unificar la piel, después se da un masaje con sonda fría. Con este descenso de temperatura se consigue que las sustancias aplicadas penetren de manera más profunda. Una vez preparada la piel, comienza la aplicación de frío intenso por un tiempo no prolongado.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Elena Conforte (@dr_conforte)

 

Existen otras técnicas dentro de la crioterapia estética, estas pueden distinguirse entre sí por sus métodos de aplicación del frío, por ejemplo con el uso de vendas frías, a base de sustancias criogénicas, cafeína y algas, hieloterapia (masajes reductores con barras de hielo preparadas), cabinas de hielo, entre otras. 

Su llegada a la cosmética ha sido reciente, no obstante, desde varias décadas atrás se utiliza sobre todo en el deporte para tratar lesiones y mejorar el estado físico así como la concentración, convirtiéndola en una técnica popular entre deportistas de élite de diversas disciplinas. 

Y aunque el frío puede asustar, la reacción del organismo es redirigir toda la sangre de la piel al interior del cuerpo, de manera que mantiene intacta la temperatura interior central.

Así que si tú aplicas el frío a tu rutina de skincare el siguiente nivel, sin duda podría ser la crioterapia facial.

Redacción: Editorial Audi

¿Te gustó?

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 2.5 / 5. Vote count: 2

Notas relacionadas

Our Recommendation

Un viaje al antiguo Egipto desde el corazón de Los Ángeles

Audi Trends

El ventilador que transforma tu hogar en confort