Residencias de Casa Wabi



Residencias de Casa Wabi: El concepto japonés enfocado en la arquitectura

 

El arte es una de las expresiones humanas más importantes para canalizar emociones, sanar, reflexionar sobre nuestro entorno, e incluso generar un cambio social. Por esta razón, fomentar la creación de espacios donde diversos artistas tengan la libertad de enriquecer su obra mediante la práctica y difusión de su trabajo resulta una tarea indispensable para el desarrollo comunitario que hoy Casa Wabi lleva a cabo dentro de sus residencias, donde creadores y alumnos pueden trabajar en conjunto en la creación de proyectos únicos.

Las residencias de Casa Wabi toman su inspiración del concepto japonés Wabi-Sabi, el cual se centra en una revalorización de lo efímero y la belleza de la imperfección. De esta manera, la simplicidad rústica y el entorno natural funge como una fuerza promotora para inspirar los trabajos y reflexiones de los artistas residentes y los miembros de las distintas comunidades locales. 

Creada en 2014 por iniciativa del artista mexicano Bosco Sodi, cuentan con su sede principal en la Costa de Oaxaca, que fue diseñada por el arquitecto Tadao Ando con la finalidad de generar un espacio propicio para la convivencia que permita un acercamiento entre los residentes y las comunidades de la zona. 

 

 

Al unir artistas de todo el mundo con aprendices jóvenes de diferentes centros educativos, Casa Wabi busca estimular las inquietudes experimentales y creativas de las generaciones más jóvenes para contribuir al desarrollo de la cultura local. 

Entre algunos de los proyectos que previamente se han llevado a cabo destacan el de la artista Sophie Dupont, graduada de la Royal Danish Academy of Fine Arts, y quien trabajó con un grupo de niño del Centro de Autismo, el staff de cocina de Casa Wabi y el grupo de 5to año de la primaria de Cacalote para replicar el performance, “Marking Breath”, el cual invita a los participantes a ser más conscientes de su respiración y sentirse más en calma. 

 

 

Para formar parte del programa es necesario recibir una invitación directa de Casa Wabi, quien contacta a diversos artistas de manera rutinaria basándose en la calidad de su producción creativa, y su interés por generar proyectos que beneficien a las comunidades de la zona. 

Aparte de beneficiar a las comunidades, también toman gran interés por la sustentabilidad, buscando impulsar el bienestar social aprovechando los recursos naturales locales. La casa principal crea una armonía entre sus materiales de construcción, el entorno natural y el contexto cultural. Han logrado cultivar la papaya y el mango para su autoconsumo así como también un huerto que produce jitomate, calabazas, rábano, lechuga, zanahoria y cebolla. Además de contar con la crianza de aves de corral, de un apiario que produce miel de forma periódica, un vivero y un plantío con 400 plantas de algodón Coyuchi

Definitivamente, Casa Wabi es la mezcla perfecta entre arquitectura, compromiso social, sustentabilidad e intenciones de hacer este un mundo mejor, de compartir pasiones y de lograr hacer un cambio significativo para las personas que rodean el proyecto.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Brett Beldock (@brettdesigninc)

Escrito por: Editorial Audi